Publicado el

Análisis de las Oculus Go, las gafas de realidad virtual fabricadas por Xiaomi

Oculus Go

Parece ser que la realidad virtual no está teniendo todo el éxito que se esperaba, y no es porque no existan gafas VR para disfrutar de ella, ya que disponemos de las HTC Vive, Oculus Rift o las propias Oculus Go que hemos probado y a continuación os contamos la experiencia que hemos tenido con ellas.

Debemos recordar que las Oculus Go fueron lanzadas al mercado el 1 de mayo, y son una colaboración directa con Xiaomi. Facebook, como propietaria de Oculus, formó dicha alianza para que la compañía china se encargara de fabricar dichas gafas, mientras que Oculus pone toda la tecnología y experiencia en el sector de la realidad virtual.

¿Habrá conseguido Xiaomi junto a Oculus darle ese toque de gran calidad como hace con sus productos con una relación calidad/precio excelente?

Ficha técnica de las Oculus Go

EspecificacionesOculus Go
Dimensiones físicas y peso190mm x 105mm x 115mm
467 gramos
ResoluciónQHD (2.560 x 1.440 píxeles)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 821
Tasa de refresco60 ó 72 Hz, dependiendo de la experiencia de la app
Memoria interna32/64 GB
SoftwareOculus
ConectividadWiFi y Bluetooth, Micro-USB y jack para auriculares de 3,5 mm
Batería240 mAh
Precio219 euros la versión de 32 GB, 269 euros la de 64 GB

contenido caja

Una vez abierta la caja de las Oculus Go, las propias gafas de realidad virtual junto al mando para controlarlas aparecen de manera contundente. El controlador pesa 65 gramos y necesita una pila AA que viene incluida en la caja.

Por último, encontramos el cable de carga, con conexión microUSB y un separador para utilizar las Oculus Go con unas gafas graduadas.

Diseño tradicional para la realidad virtual

Como podemos ver, las Oculus Go siguen un diseño tradicional, es decir, son como la mayoría de las gafas VR que hay en el mercado. Construidas en plástico pero con un diseño muy cuidado y elegante. Utiliza una pantalla LCD con resolución QHD con relación de aspecto 16:9. Tienen un peso de 467 gramos y unas medidas de 190mm x 105mm x 115mm.

Gracias a la almohadilla que incorpora en su interior, al material de espuma y el velcro de su alrededor conseguimos que las Oculus Go se adapten a la perfección a nosotros y el contacto con ellas sea agradable.

Además, ésta, en uno de sus lados incorpora salida de minijack 3,5 mm para conectar unos auriculares, aunque si no queremos escuchar el audio por la salida de minijack, las propias gafas tienen altavoces estéreo 3D, que la verdad suenan bastante bien. Se pude ajustar el volumen con sus botones superiores +/-, y, a su lado, el botón de power para encenderlas. También en dicho lateral encontramos el conector de carga microUSB anteriormente mencionado.

Potencia para el manejo de apps

Estas Oculus Go incorporan en su interior el  microprocesador Qualcomm Snapdragon 821, el cual otorga la potencia necesaria para el VR. Dicho procesador es capaz de mover cualquier aplicación que descarguemos sin problemas.

Contamos también con conexión WiFi para conectarlas a la red y de conexión Bluetooth. En cuanto al almacenamiento, debemos recordar que no disponemos de ranura para microSD, por lo que la capacidad dependerá de la versión que elijamos, de 32 o 64 Gb.

Configuración y funcionamiento

Una de las cosas más diferenciadoras de estas gafas de realidad virtual con respecto a otras, es que estas no necesitan de cables, móviles u ordenadores para poder utilizarlas, son autónomas. Esto supone una gran ventaja frente a sus competidores que necesitan de cables o dispositivos adicionales para su funcionamiento.

Para poder utilizar las Oculus Go debemos descargar su aplicación oficial, bien sea en Android o iOS. Una vez descargada, procedemos a activar el Bluetooth en nuestro dispositivo para vincular las gafas con la app. Podremos acceder bien desde nuestra cuenta de Facebook o crearnos una cuenta nueva en Oculus de manera muy sencilla.

Una vez vinculadas con la app y con las gafas de realidad virtual puestas, ya estaremos viendo el siguiente mensaje. Debemos introducir la pila AA en el controlador para poder utilizarlo, y seguidamente terminar con la configuración para poder empezar a instalar aplicaciones en las Oculus Go.

Menú principal

Una vez tenemos las Oculus Go configuradas al completo, llegamos al menú principal, desde donde vamos a poder descargar más de mil aplicaciones que se encuentran disponibles en la tienda, ya sean app de redes sociales, juegos o de contenido visual como YouTube o Netflix.

Para poder movernos por el Oculus Home lo haremos con el mando que es muy fácil de usar e intuitivo. Lo usaremos como si de un puntero láser se tratase, moviéndonos entre los diferentes apartados y categorías.

Experiencia de uso y valoración

La primera sensación que tuve al usar estas Oculus Go, una vez configuradas y ya en el menú principal, fue como si estuviera en otro mundo, es decir en otra dimensión. He de decir que las Oculus Go han sido las primeras gafas de realidad virtual que he probado, tal vez esa sensación y asombramiento.

Desde Oculus Home podemos cambiar el fondo de pantalla del menú, pudiendo elegir entre paisajes como una playa, ciudades y en general espacios abiertos que dan la sensación de estar allí mismo, es algo espectacular.

El gran uso que les he dado a estas Oculus Go ha sido para probar juegos y ver contenido multimedia. Gracias a su microprocesador, el Qualcomm Snapdradon 821, es capaz de mover dichas aplicaciones con gran fluidez, y he de decir que he tenido una experiencia con los juegos muy buena, utilizando el controlador para jugar e interactuar.

En cuanto a la reproducción de vídeo también me ha sorprendido, ya que nos podemos llegar a sentir como el protagonista de dicho vídeo, siendo en primera persona o como si fuéramos parte de esa escena. Además al tener resolución QHD se ve bastante bien, y gracias al sonido estéreo 3D se escucha a la perfección, pero recordamos que también se pueden usar con unos auriculares gracias a que dispone de salida de minijack 3,5mm.

En cuanto a la batería por su uso en juegos y reproducción de vídeo tendremos una duración media de unas 2 o 2 horas y media, mientras que tardará en cargarse unas 3 horas con un cargador de 5V / 2A.

¿Marean las Oculus Go?

Cabe mencionar que es un tema personal, depende de cada persona en particular. Dicho esto, con mi uso no me he mareado, incluso cuando me encontraba en el menú principal con algún paisaje que parecía como si estuviera flotando. En cambio una persona más mayor fue ponérselas, ver ese paisaje y quitárselas, se sentía mareada y a punto de caer al suelo. Por eso lo del mareo es algo relativo, depende de la persona y de la situación

En definitiva, creo que las Oculus Go cumplen las expectativas sobradas. Xiaomi ha conseguido realizar un diseño compacto y muy bueno junto a Oculus, que ha puesto toda la tecnología suficiente para convertir estas gafas de realidad virtual en autónomas, sin tenerlas que utilizar con cables, ordenadores o cualquier otro dispositivo que utilizan las demás gafas VR del mercado.

Respecto a las alternativas que existen en el mercado, estas Oculus Go gracias a su gran relación calidad/precio que tienen, y su buen funcionamiento en cuanto a juegos y reproducción de vídeo, son una apuesta muy interesante a día de hoy.

Oculus Go Desde 219 euros
  • 85%
    Diseño - 85%
  • 80%
    Pantalla - 80%
  • 80%
    Rendimiento - 80%
  • 70%
    Conectividad - 70%
  • 65%
    Autonomía - 65%
  • 95%
    Calidad/Precio - 95%
79.2%

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal para estar al día en todo momento:Newdroy.com