Publicado el

Confirmado: el lector de huellas en pantalla es inseguro, ¿cómo se puede burlar?

fingerprint sensor
El sensor a examen

Este 2018 ha estado marcado por las tendencias en los smartphones como la aparición del notch, pero más recientemente con el lector de huellas en pantalla implementado por Vivo, Oppo, Xiaomi y OnePlus, entre otros. Si bien es cierto que ha llamado mucho la atención, destaca también por ser una tecnología con margen de mejora, pero lo que no nos imaginábamos es que es un sistema de reconocimiento biométrico inseguro.

¿Es necesario el lector de huellas en pantalla?

En la opinión del que escribe, esta tecnología es una estrategia de marketing por parte de las empresas, para generar un efecto “wow” por lo novedoso que es colocar el dedo en la pantalla para desbloquear el terminal. Lo cierto es que está lejos de la velocidad del lector tradicional (hasta 3 segundos contando la animación, en algunos terminales) y adicionalmente es poco práctico ya que requiere iluminar la pantalla para reconocer la huella (menos el Huawei Mate 20 Pro, además de ser rápido), por lo que el desbloqueo se hace en dos pasos y no en uno como antes. Como si fuera poco, es menos preciso y obliga al usuario a fijarse muy bien en el punto en que tiene que poner la huella para que sea reconocida, esto hace que el numero de intentos fallidos sea mucho mayor que en el sistema tradicional.

La prueba en vídeo lo dice todo

El youtuber Alejandro Pérez en su canal homónimo realizó un experimento sobre su Vivo Nex S, muy sencillo por cierto, pero al mismo tiempo sorprendente y esclarecedor. Supuso que teniendo en cuenta que el lector en pantalla funciona mediante una cámara y que se ilumina la pantalla para tomar la foto de la huella, ésta podría falsificarse con relativa facilidad.

Para probar su hipótesis se tomó varias fotos a su dedo pulgar (con su propio móvil) y las imprimió con una impresora casera.

Posteriormente recortó las huellas impresas y las colocó en la pantalla del smartphone y aunque al comienzo no tuvo resultado, en uno de los casos el terminal se desbloquea con este sistema, incluso tratándose de la impresión de una huella en blanco y negro.

Para descartar errores y demostrar la transparencia del experimento, utiliza a una mujer para que coloque ella el papel y haga la prueba con lo que nuevamente desbloquea el terminal.

El veredicto por ahora es claro

Este tipo de resultados nos recuerdan al del Galaxy S8 que incluía un desbloqueo facial que se podía burlar mediante una fotografía, por lo que no es un método de bloqueo muy seguro e incluso Google lo desaconseja como único método de desbloqueo. Por tal motivo se debió implementar el uso de infrarrojos y escáner 3D para mejorar su eficiencia.

El sensor de huellas en pantalla además de ser poco práctico, es inconveniente. Los técnicos afirman que ante un daño de pantalla se deberá también cambiar el sensor y viceversa ocasionando un mayor costo de reparación.

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Tal como dijimos al comienzo, esta es una tecnología en sus inicios e incluso se ha logrado reducir el tiempo de detección en los dispositivos más recientes como en el One Plus 6T, pero su mayor desarrollo se espera para el Samsung Galaxy S 10 (nombre tentativo) que incluiría un sensor ultrasónico más rápido, preciso y que ocupará un 30% del área de pantalla con lo que los principales reclamos a esta tecnología se solucionarían en parte.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal para estar al día en todo momento: Newdroy.com